Seguro que todo el mundo ha utilizado alguna vez un post-it, esas hojitas pequeñas con diferentes colores para poner notas y pegarlas y en cualquier parte, sobre todo en cuadernos, o para hacer separadores. Todos los hemos dejado pegados en alguna parte con una nota importante que recordar o con unos apuntes que no nos pueden faltar. ¿De dónde viene el post-it o pósit que también está aceptado? ¿quien lo inventó?

 Quien fue el inventor del post-it

 Un científico, Spencer Silvel, que trabajaba para una multinacional que se dedicaba a investigar, desarrollar y comercializar diversas tecnologías para ofrecer a sus clientes productos nuevos e innovadores, descubrió un adhesivo que se formaba en pequeñas esferas y que no era muy fuerte a la hora de pegarlo. El científico vio que era algo bueno pero no sabía aún, para que se podía usar.

nacimiento del postit

Después un investigador que había asistido a un seminario del Doctor Spencer Silver, se quedó impresionado por el adhesivo y su curiosidad, su gusto por las cosas prácticas y lo poco que le gustaba que se le cayera el separador que usaba para su libro de himnos, le llevó a descubrir, que ese adhesivo que había descubierto el Doctor Spencer Silver, podía servirle como marcador. El investigador se llamaba Art Fry. Él es el que inventó el Post-it como hoy lo conocemos. La palabra Post-it es una marca registrada por la empresa donde trabajaba Silver.

El post-it en nuestra era

Para 1980 estas hojitas adhesivas ya habían tenido mucho éxito en Estados Unidos y después se introdujeron en el mercado de Europa y Canadá. Se inventarón muchos formatos, rectangulares, cuadrados y de todos ,los colores posibles, como el amarillo el más común, a rosas, rojos, verdes y azules.

 Otros datos

 Para el año 2010 la empresa creadora del Post-it, saca al mercado una versión mejorada en la que el adhesivo es más fuerte que en los anteriores. La Academia de la Lengua acepta la palabra  pósit.