En 1879, en Providence, Rhode Island, Alonzo T. Cruz inventó la pluma estilográfica, un precursor del bolígrafo, un tipo de pluma que utilizaba un alambre para ejercer la función de válvula en el traspaso de la tinta al papel Se involucró en competencia con Duncan Mackinnon, el otro inventor de la pluma. En 1880 AT Cross separa su negocio de su padre y renombró a su compañía la Cruz AT.

Esta novedad proporcionaba un tipo de tapa roscada  y evitaba el llenado de tinta, ya que el aire incluido en el tubo de la carcasa de la pluma realiza el movimiento de las burbujas de e¡éste en la cámara de tinta y la  obliga a salir a través de la punta de la pluma.

Pluma y Lápiz, fabricante, de La pluma estilográfica de Lewis Edson Waterman en 1884 fue otro paso adelante en el desarrollo de instrumentos de escritura. Los problemas de la tinta, por ejemplo, que se secaba, se mantuvo. Ellos podrían ser superadas por los bolígrafos. El primero que lo pensó, no el inventor del bolígrafo era el inventor alemán Baum quien patentó un bolígrafo (Kugelschreiber) en 1910.

Pasarían varias décadas y numerosos intentos hasta que se consiguió llegar al formato actual que conocemos como bolígrafo. Su descubrimiento dio paso a toda una revolución que afectó a todos los niveles de la sociedad, asumiendo un papel muy importante en numerosos campos de la vida cotidiana.

evolución del boligrafo

Evolución del bolígrafo

  • Los primeros bolígrafos en cierto modo fueron las plumas, que poco a poco  evolucionaron hasta llegar al referido bolígrafo.
  • Las plumas en sus inicios eran plumas de un ave grande, concretamente de la parte del ala preferiblemente del ala izquierda ya que la mayoría de los escritores eran diestros y por lo tanto les era mas cómodo a la hora de escribir que la pluma estuviera curvada hacia la izquierda.
  • Las más utilizadas eran las de ganso y las más cotizadas las de cisne que se consideraban de mayor calidad. Pero el uso de la pluma iba más condicionado al tipo de escritura o mejor dicho al tipo de escritor que las fuera a utilizar ya que en la forma en que realizara el trazo necesitaría unas cualidades para obtener la linea deseada.
  • Así podemos ver que también se utilizaban plumas de halcón, águila., búho, lechuza, pavo, cuervo. Las mejores eran las plumas primarias, las que mudan las aves anualmente fuertes y resistentes.

Desde el siglo VI hasta el siglo XIX, fueron el principal y mas destacado instrumento de escritura.

  1. Estas tuvieron su declive cunado se inventaron las plumas hechas de metal en el siglo XIX, y su utilización quedo poco a poco relegada a un segundo plano al no poder competir con la nueva generación. Su presencia quedo  meramente como testimonial y decorativa.
  2. El paso a la pluma estilográfica fue por un breve espacio de tiempo una revolución en el campo de la escritura al no tener que utilizar los siempre incómodos tinteros y el relleno de los cartuchos posteriormente.
  3. Tan sorprendente fue ese avance como lo fue posteriormente el paso de la pluma al actual bolígrafo, podemos hablar del invento del bolígrafo.

El primer bolígrafo

  • Sin embargo, el primer hombre para desarrollar realidad y lanzar un bolígrafo fue el húngaro László József Bíró (1899-1985) de Budapest, quien en 1938 inventó un bolígrafo con un cartucho de tinta a presión. Se le considera el inventor del bolígrafo de hoy.
  • Trabajando como periodista, Biro cuenta de que la tinta utilizada en la impresión de periódicos se secaba rápidamente, dejando el papel seco y sin manchas. A partir de ahí se le ocurrió la idea de usar el mismo tipo de tinta para la escritura de instrumentos. Dado que la tinta más gruesa no fluiría de una plumilla regular, equipado su pluma con una pequeña bola que lleva en su punta.
  • Moviéndose a lo largo del documento, la bola gira recogiendo la tinta del cartucho de tinta y dejar la unidad sobre el papel. Este principio del bolígrafo se remonta a una patente explotado nunca comercialmente de 1888 propiedad de John J. Loud producto para marcar cuero.
  • Al final de 1938, justo un día antes de las leyes anti-judías se volvieron activas en Hungría, Bíró huyo a París antes de emigrar a Argentina. Agustín P. Justo le había sugerido a viajar a Argentina. Él le dio su tarjeta firmada que debería permitir a Bíró obtener un difícil visado para el país de América del Sur; sólo en el consulado Bíró enteró Justo había nadie más que el presidente argentino.

bolígrafos Bic

En 1943 Biró obtuvo una nueva patente en Argentina y se convirtió en el principal productor de bolígrafos del país. El gobierno británico compró la patente como el funcionamiento de la pluma no se vio afectada por la presión de aire de alta altitud y que por lo tanto ser de utilidad para los navegantes en los aviones. Posteriormente se comercializó por distintos países,  cambiando la propiedad de la patente en diversas ocasiones, hasta que en 1.950 fue adquirida por Marcel Bich, y sus lapices se convirtieron en los conocidísimos bolígrafos bic de nuestra era.