Había muchos  diseños diferentes de bicicletas. El más común de estos diseños alternativos era la bicicleta “penique-comino” que tenía  extremadamente grande la rueda delantera, y era pedaleada directamente por el ciclista. Otros diseños incluyen vehículos de tres ruedas con diámetros de rueda diferentes, e incluso cuatro ruedas, bicis que tenían ruedas que giraban en la parte delantera y la parte trasera.

El origen de la bicicleta

El origen de la bici moderna

 El interés recogido en torno a la idea de utilizar un vehículo autopropulsado,  como la tecnología de fabricación mejorada de la bicicleta,  avanza significativamente. Algo más parecido a las bicicletas de hoy en día apareció por primera vez en 1886. John Kemp Starley de bicicletas “Rover Safety” fue el primero en incorporar dos ruedas del mismo tamaño, pedales, una cadena de transmisión de la rueda trasera, y llantas neumáticas.

El auge del automóvil en Estados Unidos  desaceleró el crecimiento de la bicicleta, por  la comodidad de la conducción de los coches. La moda de la bicicleta se ha quedado en Europa, sin embargo,  la gente todavía usaban bicicletas en los pueblos y  por el campo. El  ciclo turismo en Francia ayudó con la invención del cambio manual (el sistema de cambios de relación variable con diferentes ruedas dentadas de tamaño y un sistema mecánico para mover la cadena de una marcha a otra).  Inventado en 1910, desde entonces se ha hecho mucho más fácil los paseos en bicicleta, no teniendo que ser el camino a recorrer solamente llano.

Origen del cambio manual

Algunos datos de la bicicleta

  • La mayoría de los diseños de las primeras bicicletas eran de madera y eran muy incómodas para montar.
  • El concepto de la bicicleta se realizó ya en la década de 1490 por uno de los estudiantes de Leonardo da Vinci.
  • El pedal de la bicicleta fue creado en 1861.
  • Las bicicletas de carreras en sus orígenes tenían dos engranajes, uno a cada lado de la rueda trasera. Si un corredor quería engranajes ‘cambio’, tenían que quitar la rueda trasera, darle la vuelta y volver a montar la rueda.