¿Quién invento el telescopio?

El inventor del telescopio fue un alemán llamado Hans Lippershey (1570, Wesel Alemania – Septiembre de 1619 Middelburg, capital de Zeeland, Paises Bajos-)

También conocido como Johann Lippershey, fue un fabricante de lentes además de inventor, científico y astrónomo. Se le reconoce como la primera persona que hizo los diseños para el primer telescopio para uso práctico. Ahí se puede decir que tuvo origen el telescopio.

No obstante y según las investigaciones realizadas por el informático británico Nick Pelling, quien basándose en los estudios que realizó José María Simón de Guilleuma (1.886-1.965)  atribuye el honor del invento del telescopio a Juan Roget natural de Gerona en 1.590. A éste último y basándonos en dichas investigaciones, le sería copiado el invento o mejor dicho su idea concretamente por el holandes Zacharias Jensen, quien intentó patentarlo, pero su intento fue fallido ya que dos semanas antes se le habría adelantado Hans Lippersey.

Telescopio GalileoGalilei

Primer telescopio de Galileo Galilei

Cabe destacar que en 1.609 Galileo Galilei al enterarse de este invento, también quiso unirse a este grupo destacado de señores y optó por diseñar y a su vez construir uno, que fue a la postre  el primer telescopio astronómico registrado. En 1.610 se le conocía con el nombre de “lente espía”, hasta que en 1.611 un matemático griego llamado Giovanni Demisiani propuso cambiarle el nombre por el de telescopio.

También hubo varios países en los que se instaló la idea de que el verdadero descubridor habría sido el holandés Christiaan Huygens, pero esta hipótesis se cayó por su propio peso al descubrirse que había nacido en un tiempo muy posterior al de los anteriormente citados inventores.

Leyendas y tradiciones sobre el primer telescopio

Cuenta la leyenda que mientras los hijos de Lippershey jugaban en su taller descubrieron el telescopio jugando con una lentes que estaban dañadas, aunque no se sabe si esto es cierto o no. También hubo algunas personas que acusaron a Lippershey de haber robado la idea.

Otra tradición cuenta que mientras estaba en su taller un niño, de manera fortuita alineó dos lentes, y a raíz de este hecho Lippershey crearía el instrumento con el que podríamos, más adelante, ver las estrellas.

El primer telescopio

No consiguió la patente por el telescopio 

Lippershey se dirigió a las autoridades de Los Países Bajos para presentar su idea, que tenía una lente móvil y otra fija, gracias a este invento se podían acercar objetos que estuvieran lejos y se podían ver los detalles de los mismos.

Parece que gustó, aunque tuvo que hacer algunas modificaciones al invento y finalmente le reconocieron su invento aunque no le dieron la patente del mismo, porque según decían, ya había mucha gente, que aunque no lo había inventado pero lo conocía.

Se cree que ya existían por aquel entonces algunos modelos de catalejos y telescopios, pero Lippershey fue el primero que trató de conseguir la patente por el diseño y por la invención del telescopio.

Por lo tanto podemos observar como son varios los supuestos inventores del telescopio, todos ellos por las mismas fechas. Según los estudios o investigaciones realizadas por José María Simón de Guilleuma sí que se da por hecho que fue Hans Lippersey quien lo patentó.

Telescopios astronómicos

Su nombre en un cráter

Aunque ya se conocían el catalejo y los telescopios de uso normal, se le reconoce a Lippershey como el primero que llevó a la práctica un principio que otros científicos habían descrito de manera teórica, por ello es considerado como el inventor del telescopio. En su honor hay un cráter en la luna lleva su nombre.

Lippershey es un cráter de impacto lunar relativamente pequeño, localizado en la sección sureste del Mare Nabium. Se trata de un elemento circular, con forma de copa y rodeado por el mar lunar. Lippershey se encuentra al noreste del cráter Pitatus.

Por otro lado también da nombre a un asteroide. Lipperhey es un asteroide perteneciente al cinturón de asteroides, descubierto el 25 de abril de 1998 por Eric Walter Elst desde el Observatorio Europeo Austral, en Chile.