El paraguas

  • El paraguas es uno de los inventos más pintorescos y curiosos de cuantos hemos conocido, bien sea por su historia y sus inciertos orígenes o por sus diseños, otros inventos con el paso de los siglos han variado su forma original e incluso con el paso de los años, pero el paraguas son prácticamente iguales los de antes a los de ahora.
  • A pesar de que su origen es incierto el paraguas es una antigua invención. Se sabe que en el siglo XII a. c. ya lo utilizaban los chinos. Más tarde los asirios, egipcios, persas y romanos, que empezaron a utilizar nuevos materiales para lograr combinar la utilidad con la elegancia.
  • Cuenta una leyenda china que el  inventor del paraguas proviene de Lu Mei, una niña china que retó a su hermano a que inventara algo para ella y que a su vez pudiera protegerla de la lluvia. Un día Lu Mei encontró a la entrada de su alcoba algo parecido a un paraguas con un bastón del cual pendían 32 varillas de bambú cubiertas de seda.
  • También cuentan que los antiguos egipcios y los babilonios empleaban este artículo como un tipo de protección contra el intenso calor. En algunos grabados y relieves egipcios se puede apreciar como los faraones egipcios así como los reyes persas lo usaban también como símbolo de poder.
  • Tanto en India como en China existen registros sobre el uso del paraguas, que tienen que ver con un significado religioso, expresado mediante simbología.
  • Lo que es evidente es que su inventor no puede ser una persona concreta o un determinado estado o una determinada religión.
  • Durante mucho tiempo, el paraguas era visto como un objeto de significado sagrado hasta el punto en el que sólo se utilizaba para cubrir las divinidades y la realeza, en procesiones con gran significado espiritual de los acontecimientos.
  • Este aspecto de la asignatura “divina” llegó al cristianismo. En las ceremonias litúrgicas había siempre dos sombrillas que iban por delante del Papa. Uno, que abriría, simbolizaba el poder temporal y el otro, siempre cerrado, representaba el poder espiritual.
  • Cuentan que el primer hombre que lució un paraguas sobre su cabeza por las calles de Londres en el siglo XVIII fue insultado y en definitiva recibió un mal trato de los habitantes de la ciudad. Era ridículo que usase un hombre ese tipo de artículos destinados claramente al público femenino, así como los adultos se burlaban de él los chiquillos le tiraban todo tipo de hortalizas, huevos podridos, trozos de corcho y todo ese tipo de proyectiles.
  • Tuvieron pasar muchas décadas hasta que el uso del paraguas empezó a generalizarse en Inglaterra. Después todos los hosteleros dueños de posadas y restaurantes tenían alguno a la puerta de sus negocios para prestar con gusto a su clientela los días en que las inclemencias del tiempo hacían acto de presencia.

Origen incierto del inventor del paraguas

Fueron los japoneses y los chinos los que más han contribuido a su adopción como un accesorio de protección simple, para la lluvia y el sol, sin ningún tipo de valores sociales, ni ninguna asociación divina. Es con esta función que el paraguas llega de Grecia y Roma, donde fue ampliamente utilizado como una mejora de la vestimenta del sexo femenino. En Roma era común ver a las señoras, que iban acompañadas de un esclavo, cuya función era la de proteger con sombrillas, generalmente adornadas con oro y marfil.

En la Edad Media el paraguas desaparecido, vuelve a reaparecer en la época del Renacimiento, aunque su uso es muy limitado, no era extraño que se realizaran en cuero y con pesados ​​palos de madera pudiendo llegar a pesar 2 kg.

Paraguas

Pero desde el momento en que los jesuitas introdujeron la seda en la fabricación de los paraguas, todo cambió. A finales del siglo XVII fue la ciudad de París donde se comenzó a redefinir el concepto de este accesorio: mejoró el formato y creó la distinción entre paraguas y sombrillas. Inmediatamente el paraguas, se consideró una pieza indispensable para las mujeres de la época. Este nuevo uso dio lugar a los paraguas adornados con bordados en seda, de aire muy ligero y que servía para dar proteger a los rostros durante los paseos bajo el sol.

Quizás debido a este éxito entre el público femenino, le costó ser adoptado por el lado masculino de la sociedad. Sólo a finales del XVIII comenzó a ser aceptado por los hombres en Inglaterra, en gran parte debido a la obstinación del comerciante Inglés Jonas Hanway, un amante de los paraguas, lo que podría demostrar que era digno de ser utilizados por un caballero.

El uso del paraguas por lo tanto se extendió definitivamente a finales del siglo XVIII entre la burguesía británica. Por aquel entonces estaban construidos por una estructura de cañas, método que se mantuvo hasta el el siglo XIX donde se introdujo la novedosa fabricación a partir de varillas de acero.

Samuel Fox fue el creador de un modelo revolucionario en la época, que tuvo un gran éxito bajo el nombre de Paragón, era fuerte y ligero, en sus comienzos tuvo una vez más, mucha más aceptación entre el público femenino y por ese motivo fue poco menos que rechazado entre los caballeros. Pronto esta imagen cambiaría y se filtró entre los gustos y la moda del gentleman de la época constituyendo así la típica imagen del caballero con paraguas y bombín.

La historia moderna de los paraguas

Jonas Hanway fue en Londres quien lo utilizo por primera vez (y quizás el primer inglés), caminaba todos los días con un paraguas, que utiliza para protegerse del sol y de la lluvia. No era de extrañar que fuera ridiculizado por sus compatriotas. Sin embargo, después de su muerte en 1786, los hombres ingleses comenzaron gradualmente a llevar el paraguas por la calle en la mano, teniendo en cuenta los días de lluvia que son tan frecuentes en el país, se ha convertido casi en un accesorio obligatorio

.Desde entonces hasta ahora el paraguas se ha extendido por todo el mundo habiéndose convertido en un accesorio de gran simplicidad y utilidad, que se utiliza casi exclusivamente como protección en días de lluvia, no tan elegante como el accesorio de moda de antaño.

Actualmente se pueden comprar a una gran variedad de precios, desde muy baratos a evidentemente muy caros, los paraguas los podemos encontrar desde unos grandes almacenes hasta en los negocios de los vendedores ambulantes, los hay de colores, grandes, pequeños de tela, de plástico, en fin como se suele decir los hay para todos los gustos.

inventor del paraguas

En la actualidad podríamos seleccionar algunos de los estilos con más tendencia, sin importar la parte del mundo en que nos encontremos.

  • Paraguas clásicos o tradicionales
  • Paraguas anti-tormentas
  • Paraguas automáticos
  • Paraguas compactos o plegables
  • Paraguas para niños
  • Paraguas de alta costura, de diseñador y artísticos

Anécdotas sobre el paraguas

Una anécdota curiosa e increíble con el paraguas como protagonista, es la del presidente búlgaro Georgi Markov, que fue asesinado por un agente del KGB con un paraguas, mientras esperaba el autobús, le pinchó en su pierna aparentemente sin querer, se disculpó y se marchó, en la punta del paraguas había una jeringuilla con un veneno potentísimo del que aún hoy no existe el antídoto.

En Octubre de 2014 surgió un movimiento social en Hong Kong, mediante el cual los ciudadanos reivindicaban mayor libertad y democracia a sus gobernantes. El símbolo utilizado para realizar la protesta, consistía en que los manifestantes abrieran un paraguas amarillo. De este modo nació la “revolución de los paraguas”

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*