El tenedor

Las referencias a este práctico utensilio de cocina, es más antiguo de lo que tal vez se podría pensar. Ya la Biblia judía hace referencia a un objeto similar en el año 600 antes de Cristo.

Sin embargo, se cree que su verdadero origen data de las civilizaciones griega y romana. El tenedor sólo tenía dos dientes y se utilizaba principalmente para servir la comida y no comer de forma individual la comida, una vez que se cortaba se comía con las manos.

En la mitad del siglo XI el tenedor llegó a Europa a través de la hija del emperador Constantino VIII de Constantinopla, que trajo una copia en oro con dos dientes que utilizaba para coger la comida. En ese momento la forma fue muy controvertida porque la Iglesia la asemejaba al  utensilio utilizado por el demonio en las representaciones clásicas. La Iglesia también defendió la teoría de que la comida,  don divino, se debe comer con las manos, la forma más natural y humana. La posterior muerte de la princesa,  reforzó estas creencias alimentadas por el clero, que tuvieron el efecto que durante mucho tiempo se prohibió esta herramienta.Tenedores

El tenedor fue aceptado por la sociedad

  1. Poco a poco comenzó a reaparecer en el siglo. XV de forma popular en Italia. En el siglo XVI, Catalina de Médicis lo llevó a Francia, pero la aceptación fue difícil porque los franceses no lo veía muy útil, afirmaban que el metal tergiversaba el sabor de los alimentos.
  2. Inicialmente se compartía por varias personas, Enrique III de Inglaterra se convirtió en el más popular individuo que utilizaba el tenedor, creando así la idea que sería más aconsejable para la salud  utilizar uno por persona.
  3. A partir del siglo XVII su uso estaba cada vez más extendido en Europa se utilizaba en casi todos los hogares. Incluso se convirtió en un símbolo de lujo, llegando a ser apreciado por los propios sacerdotes. En este siglo, la situación se invirtió y se consideraba indecoroso comer con las manos.
  4. Al final del siglo XVII surgió el modelo con un diente, hasta el presente con la  aparición de  cuatro dientes que fue creado a principios de siglo. XIX. Esta última versión fue impulsada en gran parte por Fernando de Borbón, que odiaba ver las largas hebras de espagueti que se deslizaban en las horquillas de tres puntas.
  5. Después de tantos siglos desde su creación, hoy el tenedor se mantiene entre los cubiertos que más se utilizan cuando comemos.

Anécdotas del tenedor

Cuando todavía se comía con la mano, el número de dedos atrapados en la comida identifica la clase. El más noble utiliza sólo tres dedos, mientras que la gente del pueblo llevaban la mano completa a la boca.

Podéis ver aquí el origen de la cuchara

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*