Un apellido es parte de un nombre de persona que se pasa de uno o ambos progenitores en  su descendencia. El formato de los apellidos cambian de región a región y su uso ha cambiado con el tiempo. En la mayoría de las naciones occidentales, el apellido se produce al final de un nombre personal, después de un nombre o nombres de pila. Por el contrario algunos países del este de Asia y Hungría colocan el apellido antes del nombre.

El origen de los apellidos según países

En la mayoría de las regiones y períodos de tiempo, se asumieron apellidos basado en la ascendencia de un antepasado masculino (generalmente el padre), pero en algunos casos se utilizo el de la madre. El uso del apellido de la madre suele ser debido a circunstancias atenuantes (ilegitimidad, nacimiento póstumo, herencia, etc.), aunque en algunas regiones la cultura dictada era el uso del apellido de la madre.

Origen de los apellidos

Muchas naciones de habla hispana utilizan tanto el de la madre y el apellido del padre para crear apellidos dobles. Históricamente algunas familias utilizan nombres de familia o de la casa que se consideran diferentes de los apellidos.

Los apellidos originales han creado civilizaciones o pueblos

Apellidos y nombres de la familia han surgido a lo largo de la historia como civilizaciones. Los primeros apellidos de Europa Occidental crecieron de los métodos existentes de personas de distinción. Por lo tanto, una noble de Savoy puede haber sido conocido como Umberto de Saboya, un herrero puede haber sido conocido como Juan el herrero y un hombre calvo puede ser conocido como Guillermo el Calvo; muchos de la misma forma en que se refieren a las personas de maneras similares en la actualidad. Es decir, los motes se pudieron traspasar de unas generaciones a otras quedando como apellidos.

Los motes origina los apellidos

Estos nombres no eran necesariamente hereditarios, pero fueron dictados por las circunstancias. Los Apellidos sólo surgieron cuando las familias decidieron que iban a seguir con la dinstía. Este cambio se produjo en diferentes períodos en diferentes regiones. Por ejemplo, los apellidos se adoptaron en gran medida entre los siglos 11 y 16 en Inglaterra, entre los siglos 16 y 19 en Gales y entre los siglos 19 y 11 en Escocia. Cada familia tiene que ser tomado en una base de caso por caso. A pesar de que no es posible probar el origen de la mayoría de los apellidos, es posible hacer conjeturas en algunos casos. De estas tierras se trasladaron al resto del mundo.

El Origen de un apellido se ve influida por la clase social del progenitor y la cultura que vivían , en aquellos de mayor estatus social a menudo tomaron apellidos que no son comunes en la actualidad; mientras que las personas de condición social inferior a menudo tomaban lo que son hoy en día común los apellidos. También está claro que las personas de un nivel socio económico bajo tenían menos control sobre sus apellidos, sin duda entregado a ellos por regidores, señores y otras autoridades.

Por está razón hay apellidos que pueden ser insultos o desprecios.

Hay un número de diferentes orígenes de apellidos. Las sociedades tribales y patriarcales más a menudo tienen apellidos derivados de los nombres masculinos, mientras que las sociedades más desarrolladas con los oficios y gobernantes establecidos a menudo tienen un gran número de apellidos derivados de ocupaciones y topónimos.