El origen del calzado

Es probable que el origen del calzado fueran usados ​​por el hombre antiguo, en la Edad de Hielo, hace unos 500.000 años, por la necesidad de proteger contra los rigores del clima. Los historiadores formulan la hipótesis de que, efectivamente, el calzado debe de haber sido necesario para hacer frente a las condiciones climáticas.

El zapato en la edad moderna

Sin embargo, el calzado de protección similar al zapato de hoy en día, se considera que se desarrollo mucho más tarde. Ha sido difícil para los arqueólogos determinar exactamente cuando los humanos dejaron de ir descalzos, sin embargo, debido a que los materiales de plantas y animales que se utilizan para hacer los zapatos prehistóricos es altamente perecedero se puede saber más o menos la exactitud de el origen del calzado.

 Los científicos han sugerido que la fuerte protección primero entró en uso generalizado entre hace 40.000 y 26.000 años. Estas fechas se establecieron mediante el examen de los huesos del pie de los primeros humanos modernos de hace 10.000 a 100.000 años. Los seres humanos a partir de 100.000 y 40.000 años atrás tienen más fuertes y gruesos los pequeños dedos de los pies, que los de hace unos 26.000 años. Se interpreta que, debido al apoyo de el calzado robusto proporcionaba agarre extra en los dedos de los pies,al ir calzados desarrollan menos los dedos de los píes de ahí la interpretación que se hace de el origen del calzado.

El origen del calzado

El calzado en la historia

En la actualidad, el uso más temprano de zapatos que existen pruebas contundentes, es el fin del período paleolítico, y el final de la última Edad de Hielo, hace unos 10.000 años. Pinturas antiguas en cuevas ubicadas en España y en el sur de Francia representan claramente a la gente usando zapatos. Además existe evidencia de apoyo en forma de herramientas construidas a partir de la roca encontrado en estas cuevas que fueron diseñados para raspar las pieles de animales que fueron utilizados como parte del proceso de curtido de los primeros calzados.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*