Las tarjetas de crédito tienen su origen sobre 1914, como siempre en Estados Unidos, y es un banco el Western Unión, que crea una tarjeta para sus mejores clientes, dándoles el favor de una línea de créditos.

Locura al principio de las tarjetas de crédito

Las empresas empezaron a sacar tarjetas haya por el año 1924, aunque solo las podían usar en sus establecimientos, era una forma de fidelización y una forma de atraer a clientes. Las primeras empresas del petroleo empiezan a emitir sus tarjetas y las grandes compañías de teléfono.

La tarjeta primera de crédito

Podemos decir que la primera tarjeta de crédito que se utilizo, fue sobre 1949, con esta tarjeta ya si se podía pagar en distintos establecimientos, era una tarjeta para diferentes comercios, por lo que con una única tarjeta se pagaban en diferentes sitios, se acabo con la necesidad de ir cargados de diferentes tarjetas, para pagar en diferentes comercios.

El origen de las tarjetas de crédito

¿Origen de la primera tarjeta de crédito?

Pues como casi todos los orígenes de las cosas, con multitud de coincidencias, en un restaurante de New York, cenaban Frank X.Mcnamara, Raalph Sneider y Alfred Bloomingdale. Hablando de problemas de créditos de un cliente de Mcnamara, que se endeudo al dejar las tarjetas a vecinos pobres, este mismo señor se dejo su cartera en casa para poder pagar la cena, al sentir tanta vergüenza de no tener efectivo encima, empezó la creación de una tarjeta para distintos restaurantes de New York. Así nació la primera tarjeta de crédito, la “Diners Club”.

Solo 200 personas disponían de esa tarjeta en el año 1950 y pocos restaurantes de esta ciudad contaban con este servicio, a finales de 1950 unas veinte mil personas contaban con este tipos de tarjeta, a lo que se sumo el aumento de establecimientos que permitían el pago con el dinero de plástico.

El origen de las tarjetas modernas

Sería sobre el año de 1958 cuando el banco de California uno de los más grandes de América, ponía sobre la mesa la tarjeta del Bank of América e inmediatamente una de las tarjetas de crédito que todavía perduran hoy fue la American Express, con el paso de los años estas tarjetas cogerían el nombre de Visa, gracias a la unión de muchos bancos en América por el año 1977, este nombre se propuso en plan genérico y para que no se llamase solo con el nombre de un banco, Americard.